fbpx

Cómo mejorar el metabolismo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Cuando a una persona con sobrepeso u obesidad se le dificulta adelgazar es frecuente escuchar frases como “no puedo, esque tengo el metabolismo bajo” y con esto a lo que se hace referencia en realidad es a la cantidad de calorías que gastan en su día a día. Las calorías son una medición de energía, si gasto pocas calorías por día significa que gasto poca energía y por lo tanto reducir poco de peso mientras que al contrario, personas que en su día a día queman muchas calorías por lo general no tienen este tipo de problema. Hasta hay personas que dicen “como y como pero no engordo”…bueno, si no hay una enfermedad de fondo, aquí probablemente lo que tienen es un metabolismo muy adecuado. Habiendo mencionado estas frases típicas, ¿Realmente el metabolismo entre una y otra persona varía tanto? Sea cual sea su situación actual hay ciertas medidas que se pueden tomar ya sea para disminuirlo o para aumentarlo.

Tabla de contenidos

¿Qué es el metabolismo?

Empecemos por el inicio, qué es esto del metabolismo? Esto se refiere a todas las reacciones y mecanismos que se tienen que llevar a cabo en un organismo para mantenerse vivo. Este metabolismo tiene 3 funciones principales.

  1. Convertir los alimentos en energía
  2. Separar los alimentos en sus componentes principales para formar proteínas, grasas, carbohidratos y ácido nuléico
  3. Eliminar desechos

Como vemos el metabolismo es algo fundamental y complejo; cuando una persona se queja de “metabolismo lento” lo único a lo que se está refiriendo es a cuanta energía está obteniendo de los alimentos y de esta energía cuanta realmente usa el cuerpo. Si no se utiliza pues se guarda a manera de grasas. 

¿Cómo se calcula el valor de energía de la comida? Estas son las calorías, entre mayor sea este número, va a haber un mayor nivel de energía en este alimento. Si se utilizan solo alimentos con mucho valor calórico (mucha energía) pero nuestro cuerpo casi no requiere energía para hacer su día a día pues este exceso se va a transformar en triglicéridos y posteriormente guardarlo en nuestro tejido grasoso. 

La necesidad calórica de cada persona es diferente y esto se puede dividir en 2 categorías. Un valor de gasto calórico basal, el cual se refiere a la cantidad de calorías necesarias para las funciones básicas del cuerpo mientras está en reposo. Estas son las calorías que se gastan por ejemplo mientras se duerme. El resto de necesidad calórica es lo que utilizamos el resto del día para desplazarnos, hacer actividad física, pensar, digerir alimentos, etc. Por lo que el metabolismo y el gasto de energía día a día contempla tanto la función de nuestro cuerpo cuando descansa así como cuando hacemos algún tipo de actividad. 

Guiándonos por esto, podemos ver que el hecho de que 2 personas de misma edad y peso pueden tener un gasto calórico por día muy diferente. Es posible que la que gaste más energía por día sea probablemente más activa y necesite más energía para poder realizar sus actividades físicas como natación, bicicleta, caminata o lo que esta persona guste, mientras que la otra que no realiza actividades físicas no va a requerir energía, por lo que no la va a gastar y se va a depositar en forma de reservas de energía como lo es la grasa.

Cálculo de metabolismo

Para esto hay algunas fórmulas las cuales se acercan a un valor exacto como la fórmula Mifflin-St. Jeor o la Harris-Benedict las cuales se basan en edad, peso y género para dar un aproximado de la tasa metabólica de cada persona. En este mismo blog tengo a continuación una calculadora para que ustedes mismos puedan realizar su propio cálculo.

Estas dan un aproximado de cuanta energía requiere el cuerpo por día para mantener sus funciones básicas como respirar, se puede agregar el tipo de actividad física que se hace por semana para también tener un aproximado de este. Otro método es la calorimetría indirecta, esto sí es algo que se realiza en la actualidad en la oficina de su médico o nutricionista, aunque o ya existen dispositivos personales y por supuesto están todos los dispositivos profesionales que utilizamos en consultorios en donde se puede valorar este gasto en reposo de una manera más exacta a la fórmula que aparece aquí.

Qué determina el ritmo metabólico

Las necesidades metabólicas y calóricas varían de persona a persona dependiendo de una importante cantidad de factores como lo es la genética, edad, ejercicio, composición del cuerpo, género, etc. Su condición de salud también es clave en esto. Por ejemplo, el órgano que mantiene la regulación del metabolismo es la glándula tiroides a través de su hormona tiroidea. Entre mayor hormona tiroidea activa haya en sangre, mayor ritmo metabólico va a tener. Si se pasa y más bien tiene demasiado, pues va a ser un problema, esto sucede cuando hay algo llamado hipertiroidismo. Por otro lado, cuando hay problemas con la hormona tiroidea o con la glándula como sucede en el hipotiroidismo, es esperable que el metabolismo de esta persona sea reducido. Es por esto que muchas veces cuando realizamos estas mediciones de gasto energético en reposo y nos da un valor más bajo del esperado para esa persona, realizar un laboratorio de función tiroidea no es una mala idea. Incluso existe otra entidad que sería el hipotiroidismo subclínico en donde la hormona de tiroides está en niveles normales pero eso quedará para otra publicación. 

También se altera con enfermedades infecciosas ya que el aumento de temperatura aumenta el metabolismo. Condiciones médicas hay muchas, podríamos hablar por horas de esto y no es la idea. 

Otro factor importante va a ser la composición del cuerpo de cada persona. Entre más grasa que músculo tenga una persona, su metabolismo va a quemar menos energía, mientras que si la relación entre grasa o músculo apunta a una cantidad adecuada de músculo y baja de grasa, su metabolismo en reposo va a ser mucho más alto que el de una persona obesa. Es por esta razón que uno no debe de enfocarse solo en el peso. 2 personas pueden tener mismo peso pero una tener peso a base de grasa mientras que la otra a base de músculo. La que tiene músculo y poca grasa va a quemar más calorías que la otra solo con estar en reposo. ¿Por qué sucede esto? Simple, el músculo es un órgano más activo que la grasa. La grasa son células de depósito, el músculo requiere más energía para funcionar. 

Aparte de esto, también está el factor edad. A mayor edad, menor tasa metabólica. Aparte de esto, con la edad es frecuente que se disminuya masa muscular y aumente tejido graso. 

Habiendo mencionado todo lo que cubrimos en esta publicación. ¿Cuál sería la mejor y más fácil manera de aumentar nuestro metabolismo? Aumente masa muscular y aumente su nivel de actividad. Al aumentar su masa muscular va a incrementar las calorías que el cuerpo consume incluso cuando esté en reposo. En lugar de continuar quejándonos de un metabolismo lento, podemos realizar acciones para mejorarlo considerablemente y como pudieron notarlo, en ningún momento hablé de contar calorías de alimentos. Eso es muy complicado para la mayoría de personas. Con alimentación saludable, adecuada ingesta de agua y actividad física esto va a mejorar considerablemente.

Publicaciones recientes

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.