fbpx

Hígado graso

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La esteatosis hepática, conocida popularmente como «hígado graso» es una condición considerablemente frecuente en personas con Diabetes tipo 2. En este blog veremos Qué es el hígado graso, por qué sucede, sus causas principales, sus complicaciones, síntomas, como se diagnostica y su tratamiento. 

Tabla de contenidos

Qué es el Hígado Graso y sus causas

El hígado graso es lo que los médicos llamamos esteatosis hepática, de la cual existen 2 tipos principales. La de origen alcohólico y la de origen NO alcohólico. En lo que respecta a los intereses de este blog, me voy a centrar en la NO alcohólica. El hígado graso hace referencia a lo que es una acumulación grasa en el tejido del hígado. El gran problema con esto es que esta acumulación, si no se trata, puede progresar a inflamar y dañar este tejido hepático, pudiendo desencadenar complicaciones como cirrosis.

¿Por qué estoy haciendo una publicación de hígado graso en un blog enfocado en diabetes tipo 2? Pues claro, mismos factores de riesgo. El hígado graso no alcohólico se presenta por lo general en personas con 1 o más componentes de lo que llamamos síndrome metabólico por lo que se asocia mucho a lo que es obesidad, hipertensión, dislipidemias y resistencia a la insulina.

Síntomas de Hígado Graso

La gran mayoría de las personas con hígado graso no presentan síntomas del todo, o son síntomas que no los hacen pensar en problemas del hígado como por ejemplo fatiga y ciertos malestares. El único síntoma sugestivo que en algunos casos aparece es un dolor vago, no muy intenso en el cuadrante superior derecho del abdomen. La manera en la que más frecuentemente se diagnostica es cuando en laboratorios control se encuentran las enzimas hepáticas AST y ALT elevadas, lo que hablaría de un proceso inflamatorio ocurriendo. Otra manera frecuente de diagnóstico es cuando se realizan un ultrasonido abdominal por cualquier otra razón y se encuentran con imágenes de hígado graso.

Tratamiento del Hígado Graso

En la mayoría de pacientes, la pérdida de peso va a ser el manejo más importante de esto, ya que se ha visto que la pérdida de peso causa un mejoramiento importante en toda la bioquímica del hígado así como en la salud de sus células, aparte de ayudar al problema de base en pacientes con Diabetes tipo 2. Lo ideal va a ser mantener el IMC entre 18.5 y 25 lo cual pueden calcular en la parte inferior de esta publicación colocando sus datos. El método para bajar de peso se centra en modificación de la dieta y de la actividad física y en los casos que en 6 meses no se logre disminuir de peso se deben de tomar medidas terapéuticas ya sea con fármacos o procedimientos quirúrgicos, pero como siempre, lo ideal va a ser lograrlo con alimentación y actividad física, de hecho yo personalmente busco no utilizar medicamentos del todo para lo que es pérdida de peso.

Complicaciones del Hígado Graso

Como lo mencioné previamente, el problema con estas acumulaciones de material tóxico en el hígado es que pueden causar un proceso inflamatorio y lesionar de manera irreversible estas células. Cuando se forman todas estas cicatrices y lesiones importantes en muchas partes del hígado es cuando se puede desencadenar la cirrosis. Voy a hacer un pequeño paréntesis aquí y mencionar que no en todos los casos de hígado graso hay inflamación del hígado. Si bien esto es una complicación y es algo importante que tenemos que evitar, no siempre que haya hígado graso, significa que hay inflamación del hígado. Cuando hay inflamación del hígado lo médicos utilizamos el término esteatohepatitis y es muy importante entender esta diferencia para no confundir. Por lo general se detecta con lo que son laboratorios de enzimas hepáticas y posteriormente por imágenes. En algunos casos dependiendo de la severidad puede que se llegue a solicitar la biopsia hepática.

Publicaciones recientes

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *